Ir al contenido principal

Consejos sabios: cómo elegir de forma inteligente una cobertura económicamente accesible

Alice Gomstyn Por Alice Gomstyn

_WIT6230_696x522.png

“No me importa gastar dinero, pero no me gusta malgastarlo”, dice George Partridge. Este es un hombre que sabe cómo conseguir una buena oferta. Ahora que va por su tercer plan de Medicare, que está administrado por Aetna, George dice que este es el plan adecuado para él. Desde que hizo el cambio, hace tres años, este hombre de 83 años de edad está ahorrando dinero en las primas y, a su vez, recibe beneficios que no tenía con sus planes anteriores.

Los estudios de investigación han vinculado la preocupación por el dinero con una serie de problemas de salud. Afortunadamente, George y otros adultos mayores se han dado cuenta de que el plan correcto de Medicare trae beneficios no solo para el cuerpo, sino también para el bolsillo y la cuenta bancaria. Entonces, ¿cómo hizo este hombre de Rock Hill, en Carolina del Sur, para encontrar un plan de Medicare que lo ayudara a mantener su bienestar físico y financiero? George dice que tuvo en cuenta estas 7 cosas:

1. ¿Cuáles con los costos iniciales del plan de Medicare?

Las primas y los planes varían. A veces, los planes de Medicare en algunas áreas tienen primas mensuales más altas, pero más beneficios integrales, lo que significa costos totales más bajos en el cuidado de salud. En otros casos, la gente como George tiene acceso a planes que ofrecen primas más bajas, así como beneficios atractivos y copagos competitivos.

George descubrió su plan actual con la ayuda de un amigo que resultó ser agente de seguros. “No estaba disconforme con lo que tenía”, dice George. “Pero quería ver si había algo mejor”. George se llevó una grata sorpresa cuando vio que el plan de Aetna que su amigo agente de seguros le había recomendado, además de tener una cobertura similar, también tenía una prima más baja que la que había pagado antes.

_WIT6360.jpg

2. ¿Cuáles son los otros costos?

Al principio, George estaba preocupado por si una prima más baja significaría que el deducible y los copagos serían más altos. En cambio, descubrió que esos costos eran comparables a los de sus antiguos planes de Medicare. Pero George tenía razón en sentirse escéptico: En muchos casos, los planes de primas bajas en realidad sí terminan representando costos más altos de desembolso en el futuro. Algunos beneficiarios de Medicare descubren que los planes que ofrecen primas más altas que las de sus competidores, a la larga, son más económicos, gracias a deducibles y copagos más bajos, así como a montos máximos de desembolso más bajos en los servicios médicos cubiertos cada año.

3. ¿Sus médicos están en el plan?

George, como muchos otros, valora la relación que tiene con sus médicos. Los miembros de la mayoría de los planes de seguros enfrentan costos de desembolso más altos cuando consultan a proveedores que no están en la red. Ahorrar dinero significa elegir un plan de Medicare en el que ya participen sus médicos favoritos. George finalmente eligió un plan que incluía dos de sus médicos actuales. “Por suerte, no paso mucho tiempo en consultorios médicos”, dice George. Si eso cambiase, se siente tranquilo porque los médicos de la red de proveedores de su plan atienden sus necesidades.

_WIT6552.jpg

4. ¿Están cubiertos mis tratamientos y procedimientos planificados?

Cuando George se estaba cambiando a Aetna sabía que tenía programada una cirugía de cataratas. Antes de inscribirse, revisó la cobertura del plan para ver si se incluía esta cirugía, y se quedó satisfecho con lo que encontró.

Las personas que se tienen que operar de cataratas, o que necesitan cualquier otro tratamiento, deberían asegurarse de que el plan de Medicare que eligieron les brinda la cobertura apropiada al precio apropiado. De ese modo, se pueden concentrar en estar saludables y no, en pagar las facturas. George, por su parte, estaba muy feliz con su recuperación. “Si hay poca luz o si la letra es pequeña, necesito gafas”, explica. “Pero si no, puedo leer casi todo”.

5. ¿Están cubiertos los problemas de salud inesperados?

Aunque George tiene diabetes de tipo 2, su salud en general es buena porque hace dieta y ejercicio, y se mantiene en un peso saludable (luego contaremos más al respecto). Pero George sabe que no puede contar con que estará saludable para siempre. Por eso, trabajó con su amigo agente de seguros para determinar de qué manera el plan de Aetna cubría enfermedades y servicios comunes, como recibir la visita de un profesional de enfermería. “Hicimos un análisis de los problemas físicos que las personas enfrentan a diario. No había diferencia en los costos con mi antiguo plan”, comenta George. En caso de que sucediera algo inesperado, se reconforta por el hecho de que no se apilarán facturas médicas, ya que los costos de desembolso tienen un límite.

_WIT6283.jpg

6. ¿Qué medicamentos con receta están cubiertos?

El costo de algunos medicamentos con receta puede incrementar las facturas del seguro médico para los adultos mayores. George se aseguró de que el plan de Medicare al que se estaba incorporando tuviera un formulario “competitivo”. (Un formulario es una lista con los medicamentos con receta cubiertos por el plan). Ahora solo toma un par de medicamentos, pero sabe que eso puede cambiar. “Como soy una persona mayor, un día puedo tomar un solo medicamento, y dos días más tarde podría necesitar 15”, dice George.

George afirma que le gusta usar el servicio de pedido por correo a la farmacia del plan de Medicare, que le entrega los medicamentos con receta en su casa. Además de los bajos costos de desembolso, la entrega de medicamentos con receta por correo le ahorra combustible y la molestia de ir a buscarlos. Es ventajoso por donde se lo mire.

_WIT5994.jpg

7. ¿Hay beneficios en gimnasios o para hacer ejercicio físico?

La actividad física es una parte importante de un estilo de vida saludable. George asumió el compromiso de hacer ejercicio regularmente: sale a caminar con su amiga Julie y va con frecuencia a la sede local de la YMCA. Dice que el ejercicio es fundamental para controlar su peso. “Solía pesar unas 300 libras”, dice George. “Para 2014 había bajado 85 libras, y gracias al ejercicio he podido mantenerme en peso”. Cuando no está en una clase de ejercicios, concentrado en mantener el equilibrio y evitar caerse (George bautizó a la clase con el nombre de “zumba en cámara lenta”), se concentra en fortalecer los músculos en máquinas con peso.

Antes de que George se cambiara a su plan actual de Medicare, la cuota mensual de membrecía del gimnasio le representaba un gasto importante. Pero su plan actual incluye el programa de bienestar físico SilverSneakers®. Este programa le permite a George asistir a su gimnasio favorito, y a varios otros, gratis. “Me gusta no tener que pagar $44 por mes a la YMCA”, dice George. “SilverSneakers hace que mi vida sea mucho más fácil.”

_WIT6152.jpg

George y su amiga Julie caminan por su vecindario en Carolina del Sur.

La búsqueda de planes de Medicare de hace tres años es algo que hoy sigue compensando a George. Calcula que sus ahorros mensuales totales son de al menos $130 al mes. Es dinero que puede usar para salir a almorzar con amigos y para otras actividades sociales. “La salud física es muy importante para mí, pero hay otros aspectos de la vida que son igualmente importantes, como mi vida social y mi salud mental”, dice George.

George toma todas las precauciones con la ayuda de una cobertura económicamente accesible. “Aetna ha sido algo muy bueno para mí”, declara George.

Sobre el autor

Alice Gomstyn es bloguera sobre crianza y periodista comercial veterana. Se confiesa adicta al azúcar, pero planea reducir el consumo de dulces y comenzar a comer vegetales como nunca lo ha hecho. ¡Vamos por el brócoli!