Ir al contenido principal

Cuatro formas diarias de mejorar su salud física y mental

Alice Gomstyn Por Alice Gomstyn

¿Alguna vez su médico le ha recomendado que haga más actividad física, que coma mejor, que reduzca el estrés o que vaya a la cama más temprano? No es el único. Los expertos consideran que el ejercicio, la buena nutrición, la relajación y el sueño son esenciales para una vida saludable. Y su plan de Medicare podría ayudar a incorporar estos “cuatro pilares” de la buena salud en su rutina diaria. Por ejemplo, algunos de los planes Aetna Medicare ofrecen lo siguiente: asesoramiento en salud, membrecía sin costo adicional en gimnasios participantes y ayuda para encontrar recursos locales que sean de utilidad para los miembros y cuidadores.

Si bien los cuatro pilares de la buena salud contribuyen a mantener el funcionamiento del cuerpo, también hacen maravillas por el bienestar emocional. La clave es prestar la misma atención a cada pilar, ya que ignorar uno podría afectar la capacidad para sostener los demás, dice la Dra. Gabriela Cora, psiquiatra avalada por la junta médica y directora médica de Salud Emocional y Psicológica de Aetna. Por ejemplo, comer alimentos muy procesados o con alto contenido de azúcar puede hacer que sienta cansancio, lentitud y pesadez, lo que dificulta que se mantenga activo y con energía. Del mismo modo, puede que le resulte difícil conciliar el sueño si aún está preocupado por algo que sucedió ese mismo día. “Cuanto más logremos equilibrar los cuatro pilares en nuestras vidas, más posibilidades tendremos de sentirnos bien a largo plazo”, explica la Dra. Cora.

Aquí le ofrecemos una descripción más detallada de cómo cada pilar puede afectar su estado de ánimo, además de formas sencillas de incluir cada elemento en su rutina diaria.

Infografía sobre los cuatro pilares de la salud

Sobre el autor

Alice Gomstyn es bloguera sobre crianza y periodista comercial veterana. Se confiesa adicta al azúcar, pero planea reducir el consumo de dulces y comenzar a comer vegetales como nunca lo ha hecho. ¡Vamos por el brócoli!